Un licuado de amaranto es una bebida no solo de exquisito sabor, sino que aporta todas las proteínas, vitaminas, minerales y fibra que esta planta aporta al organismo. Igualmente, es importante indicar que debido a su composición y método de preparación, un licuado hace que estas sustancias sean más fáciles de asimilar por el cuerpo.

Por otra parte, resulta que es una bebida que se puede servir bastante fría, por lo que es perfecta para calmar la sed.

Ingredientes para un licuado de amaranto

Para lograr hacer un licuado de amaranto se necesitan de ciertos ingredientes que no son difíciles de ubicar en el mercado, pero que es necesario que tengas todos a la mana para garantizar un resultado exquisito.

En base a lo antes dicho, debes conseguir completa la siguiente lista:

  • ½ taza de leche, preferiblemente descremada si estás consumiendo el amaranto con intenciones de adelgazar.
  • 1 cucharada de mantequilla de maní (este ingrediente es opcional, aunque se recomienda por que le da un sabor particular. En dado caso, se puede sustituir por maní molido finamente, con apariencia similar al polvo del amaranto).
  • 1 cucharada de amaranto molido finamente, en presentación en polvo.
  • ½ taza de avena de hojuelas.

Una vez logres compilar todo lo antes indicado, te toca proceder a la realización del licuado de amaranto, para lo cual necesitas también tener algunos cubitos de hielo, cucharas para dispensar los ingredientes y, por supuesto, una licuadora.

Preparación del licuado de amaranto

Lo primero que te corresponde es colocar en la licuadora la leche, el maní (en la presentación que más te guste, o puedes obviarlo) y la cucharada de amaranto.

Acto seguido, es necesario licuar todo esto durante unos dos minuto,s hasta lograr que quede una mezcla compacta. Si consideras que queda muy espeso, puedes agregar leche o un poco de agua. Sin embargo, considera que si colocas mucha agua el resultado final puede perder la intensidad de su sabor.

El paso final para el licuado de amaranto es agregar lentamente la avena, a la vez que se continúa batiendo. La avena debe colocarse poco a poco, ya que si se vacía toda de una vez se pueden formar grumos.

Una vez tengas la bebida lista, puedes servirla y agregarle hielo. Igualmente, la puedes acompañar con un pequeño toque de miel para endulzar. Este licuado, tiene un sabor exquisito y logra encantar tanto a niños como a adultos.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com