Seguramente habrás escuchado acerca de los beneficios del amaranto otras veces quínoa sin descubrir si realmente son lo mismo o tienen algún tipo de diferencia.

La verdad, es que estos dos no son lo mismo y hay ciertas diferencias que debes saber para adentrarte en el mundo de estos dos grandes de la salud y la alimentación, una de las cosas más importantes que tienes que aprender es: necesitas incluirlos en tu dieta diaria de inmediato.

Echa un vistazo a estos datos nutricionales que describen al amaranto y la quínoa:

Diferencias entre el amaranto y la quínoa

Amaranto:

Este grano es conocido como un supercereal, es decir, sus propiedades son mucho mayores a los de otros cereales que encontramos en la pirámide alimenticia o regularmente en otros alimentos, un pequeño vistazo al valor proteico del amaranto puede demostrarte que sencillamente es muy superior a otros.

Si nos basamos en valor proteico ideal de 100, podríamos decir que:

  • El amaranto tiene 75
  • Leche vacuna tiene 72
  • Leche de soja tiene 68
  • El trigo tiene 60
  • El maíz 40

Uno de sus madres grandes beneficios es que tiene un nivel de digestividad de hasta el 93%, cifra alta hasta para un grano.

El amaranto puede ser mezclado con avena y otros cereales para realizar batidos nutritivos, incluso puede ser un candidato ideal para sustituir la leche vacuna en la lactancia de niños pequeños.

La OMS y FAO avalan la increíble estructura de nutrientes que completan al amaranto, su aporte está lleno de ricas fuentes vitamínicas, hierro, calcio, magnesio y otros grandes minerales que contribuyen a una buena salud en el cuerpo humano.

Quínoa:

Este es un grano producido en los Andes, se estima que tenga hasta 5.000 años y crece en la cordillera a una altura de 3 mil o 4 mil metros de alto, la temperatura puede variar entre los -15 Y 20° C.

Es considerado un supercereal y tiene un valor proteico alto, entre los aminoácidos que se encuentran presentes en este grano se encuentran:

  • Leucina
  • Isoleucina
  • Metionina
  • Fenilamina
  • Treonina
  • Tripofano
  • Valina

La quínoa posee una concentración de lisina, mucho mayor de la que se encuentra en otros cereales, además, su aporte de vitaminas B, C y E es abundante, igual al aporte de riboflavina, tiamina y minerales importantes como calcio, magnesio, potasio, fósforo, entre otros.

El consumo del amaranto y la quínoa son muy recomendados, estos se consideran pseudocereales, porque a pesar de ser granos, tienen propiedades y las características de los cereales

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com