La combinación de amaranto con chocolate es de las más usadas en diversas preparaciones. Esto se debe a que resulta exquisita, además de que permite consumir en dosis moderada el chocolate, sin perder la oportunidad de paladear su sabor.

Lo anterior se logra gracias a que el grano molido del amaranto se puede combinar con partículas de chocolate, logrando que el sabor se extienda por toda la mezcla. De ese modo, se logra la sensación de estar consumiendo gran cantidad de chocolate, aunque en realidad se trata de amaranto aderezado con esta suculenta golosina.

Barras de amaranto y chocolate

Otra enorme ventaja del amaranto con chocolate es que es tan fácil de hacer que apenas requieres de dos ingredientes. En tal sentido, solo se requiere de 100 gramos de chocolate y 100 gramos de amaranto.

Se necesita calentar en una olla los granos de amaranto hasta que revienten, de esa manera vas a tener las semillas de color oscuro y tostadas. Es importante indicar que debes hacerlo con cuidado porque el amaranto tiende a saltar, como palomitas de maíz, pero una vez logres quemarlo se quedará en el fondo del recipiente donde lo sometes a temperatura.

El siguiente paso para tener amaranto con chocolate consiste en poner a hervir el chocolate en a fuego lento, hasta fundirlo y crear una pasta homogénea, revolviendo constantemente para que no se queme. En la misma, vas agregando el grano del amaranto ya tostado, hasta que ambos configuren una masa.

Lo siguiente es colocar la masa antes lograda en algún molde de galletas, de manera que cuando se seque tenga una forma atractiva, misma que puede gustarle a los niños o adultos. Es recomendable que primero dejes enfriar a temperatura ambiente y luego en la nevera.

Con todo lo antes dicho, tendrás en poco unas deliciosas galletas de chocolate con amaranto. A esta receta se le pueden hacer algunas variaciones. Por ejemplo, colocarle algunas chispas de chocolate blanco o de colores, de manera de dotarle un sabor y color adicional, pues debes recordar que la comida no solo es atractiva por su sabor, sino por su apariencia visual.

Finalmente, solo resta indicar que el amaranto con chocolate lo puedes combinar con leche, tortas o servirlo solo como simple aperitivo en una fiesta o reunión informal. La gente quedará encantada con esta comida, pues la textura del amaranto le da un toque crujiente y distintivo.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com